La osteopatía aumenta el rendimiento cardiovascular, oxigenación, potencia, sincronicidad, coordinación, enfoque ocular, balance y además reduce incidencias lesionales.